Destacado
Publicado en Club de Internet 2016_17

PARA ENTRAR EN EL BLOG

Anuncios
Publicado en Club de Internet 2009_10

PLAZA DE ACHO(LIMA)

La Plaza de Toros de Acho

 

LA HISTORIA DE LA PLAZA DE TOROS DE LIMA “PLAZA DE ACHO”

La consabida historia de nuestra Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho” se remonta al sábado 22 de febrero de 1762, cuando los habitantes de la ciudad de Lima con una corrida de toros celebró jubilosamente la llegada del Virrey don Manuel Amat y Juniet en los terrenos denominados del Acho (HAACHO es una palabra castellana que significaba “parte alta” ósea desde donde se ve el mar llegar las embarcaciones al puerto del Callao). Este fue el primer intento de establecer un lugar especialmente construido para las celebraciones de las corridas de toros en Lima. Es necesario recordar que la influencia que ejerció sobre el Virrey Amat y Juniet la mestiza Micaela Villegas ó  Miquita (nombre de cariño le decían sus familiares) Villegas “La Perricholi” y como no se ha investigado detenidamente su vida, posiblemente se ignore lo mucho que a favor de Lima hiciera ésta cortesana nacida en Lima y criada en Huánuco (confusión o no sobre su nacimiento, y que no es tema taurino que nos interese más allá de la historia). Es pues muy posible que a ella se le deban muchas de las obras que el virrey catalán realizó en la ciudad limeña (específicamente en el barrio del Rímac, donde geográficamente está edificada la Plaza de Toros de Acho), entre las obras realizadas por el Virrey Manuel de Amat y Juniet se describen las siguientes: el palacio de la Quinta Presa (casa donde vivió La Perricholi), el Paseo de Aguas (cuenta la historia que el Virrey Amat le pidió a La Perricholi ser su amante y ella le respondió que lo haría cuando él le ponga la Luna a sus pies, al poco tiempo el virrey enamorado mando construir una fuente – reservorio de agua – muy pequeño en altura pero amplio en longitud y ancho, por lo que servía de espejo al cielo, y una vez que hubo ‘Luna Llena’ invitó a pasear a La Perricholi, diciéndole que hoy pone la Luna a sus pies), la Alameda de los Descalzos (vereda rodeada de jardines con 12 estatuas en mármol de carrara, que simbolizan los doce signos zodiacales), la Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho”.

PASEO DE LAS DESCALZAS

alameda de los descalzos.jpg

 

Por el año del 1765 el acaudalado vecino de la ciudad de Cañete, don Agustín Hipólito de Landaburu, se decidió a construir una verdadera plaza de toros firme (hay que recordar que en 1762 ya había una construida de madera en los terrenos de Acho), y para que hiciera las gestiones administrativas ante el virrey Amat, confirió poderes a su cuñado don Juan José Belzunce, quien se traslado a Lima, y en el mismo año de 1765 obtuvo la autorización concediéndole el permiso para la construcción de una plaza de toros firme, también le autorizó el permiso para celebrar ocho corridas de toros cada año, y de la utilidades se deberían entregar una determinada cantidad al Hospicio de los Pobres, que regentaba la Real Junta de Beneficencia. La historia cuenta que al constructor y propietario de la plaza firme de Lima don Agustín Hipólito de Landaburu cuándo se le preguntó ¿a cuánto había ascendido la inversión de la construcción de la Plaza de Toros de Lima?, éste respondió que la construcción había costado 107,609 pesos y 6 reales.

PLAZA DE ACHO

267942_253939171286781_2409108_nplaza-de-achola-mas-antigua-plaza-de-toros-de-america

 

La fecha de inauguración de la Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho” tenía una serie de vacíos históricos, ya que las fuentes de principios de siglo, así como las diversas publicaciones sobre el tema no daban una fecha exacta, pero gracias a las investigaciones realizadas por el doctor Aurelio Miro Quesada Sosa se llegó a determinar que la primera corrida se celebró el 30 de enero de 1766, en la que se lidiaron 16 reses destinadas para los diestros de a pie y a caballo. En el cartel de esta corrida inaugural figuraban los espadas “Pizi”, “Maestro de España” y “Gallipavo”, los tres peruanos. Y el primer toro que pisó el ruedo de Acho para ser lidiado se llamó “Albañil Blanco”, procedente de la hacienda Gómez, ubicada en la localidad de Cañete (sur de Lima), y que según don José Emilio Calmell en uno de sus libros publicados cuyo título es “Diccionario Taurino del Perú”, los ejemplares de esta hacienda cañetana llevaban sobre sus lomos la divisa rosa y caña.

VIRREY  MANUEL AMAT

amat_junyent-1

La historia señala que a ésta primera corrida asistió el Virrey don Manuel de Amat y Juniet, y que el festejo se realizó aún pendiente del permiso y autorización del Rey de España Carlos III, que un año más tarde se dio por Real Cedula. El contratista de la plaza don Agustín Hipólito de Landaburu se dedicó a explotar el negocio de organizar corridas de toros con bastante acierto, pues obtenía muy buenas utilidades cada temporada. No lo disfrutó por mucho tiempo, ya que por cláusulas del contrato que le eran desfavorables a él, dejó de dar corridas. A la muerte de don Agustín Hipólito de Landaburu continúo explotando la Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho”, su viuda, la misma que fue asesorada por su hermano don Juan José Belzunce, quien también antes había asesorado al malogrado Landaburu. A la muerte de la viuda de don Agustín Hipólito de Landaburu fue su hijo don Hipólito de Landaburu y Belzunce quien heredó sus cuantiosos bienes, entre ellos la Plaza de Toros de Lima (Plaza de Acho), quien no continúo la labor de sus padres. Al marchar éste a España y luego de ser enviado a Francia, su albacea don Hipólito Unánue se hizo cargo de la plaza de toros.

En el año de 1832 don Hipólito Unánue como albacea de Landaburu y Belzunce dejó como legado testamentario de su patrocinado la Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho” a favor del Hospicio de los Pobres, administrada por la Junta Real de Beneficencia de Lima (actualmente forma parte del patrimonio de Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana, propietaria de la Plaza de Acho), para su explotación a favor de dicho hospicio. La entidad propietaria del coso taurino limeño procedió a sacar a remate la explotación de dicho inmueble, siendo el primer asentista don José Antonio Morote.La antigua y vieja Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho” sufrió con el correr del tiempo tres grandes modificaciones: la primera se efectúo en 1865, la que fue denominada de “refacción”, con motivo de prepararla para la celebración de su centenario; la segunda y la más importante en 1944, denominada la “remodelación” a cargo de la Sociedad Explotadora de Acho, de común acuerdo con la Sociedad de Beneficencia Pública de Lima (nombre anterior que llevaba la propietaria del viejo coso rimense) ; y por último las obras realizadas en el año de 1961, a la que se ha denominado de “ampliación” ya que el área de la plaza fue aumentada con los grandes patios de ingreso, formando atrios, pérgolas y explanadas, así como la edificación de un restaurante, dos bares y un Museo Taurino.

La antigua Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho” tenía una capacidad para 6,300 personas y un ruedo con 90 metros de diámetro. Con la remodelación del año 44 la nueva estructura de la Plaza de Acho se ahondó, teniendo el ruedo ahora 60 metros de diámetro, y también se la elevó sobre las mismas columnas (sin modificarlas) columnas conocidas como “machotes” (columnas o contrafuertes) y que se conservan originalmente construidas desde 1765 en barro y caña, ésta vez la nueva capacidad de la plaza se había ampliado aproximadamente para 13,300 personas.

 

La llamada reinauguración tras la remodelada Plaza de Toros de Lima “Plaza de Acho”, se llevó a cabo el 7 de enero de 1945. El cartel de la tarde inaugural estuvo conformado por los toreros españoles Rafael Ponce “Rafaelillo”, Juan Belmonte Campoy y el torero peruano Adolfo Rojas “El Nene”, que esa tarde recibió la alternativa de matador de toros. Aquella tarde se lidiaron seis toros de la prestigiosa ganadería nacional de “La Viña”, de propiedad de don Víctor Montero, con divisa celeste y blanca.

FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

 

313619_283721118308586_4024558_n


Es por el año de 1946, y por gestión de don Manuel Solari Sawyne “Zeñó Manué” por intermedio del diario decano “El Comercio” se establece la ‘Temporada de Octubre’, más tarde llamada ‘Feria del Señor de los Milagros’. Esta idea de crear una temporada o feria partió de su antecesor don Fausto Gastañeta en 1942, también desde las páginas del diario “El Comercio” y fiel a sus convicciones don Manuel Solari continúo llevando a cabo, hasta que en 1946 vio luz del anhelo e instauración. A partir de ese momento se inicia una nueva página en la historia taurina del Perú.
                                                                  manolete

(Al finalizar la temporada de 1945, Manolete viajó por primera vez a América. El 9 de diciembre se presentó en la Capital Federal de Méjico . Debutó al otro lado del charco con los mexicanos Silverio Pérez y Eduardo Solórzano, logró un oreja que le fue entregada en la enfermería al tener una cogida al entrar a matar.

La temporada de 1946 la dedico mayoritariamente a América. Toreó en 39 corridas en Méjico, Colombia, Perú y Venezuela. Torea una vez en Madrid, corrida de la Beneficencia, el 19 de septiembre, acompañado por Antonio Bienvenida y Luis Miguel Dominguín, lidiaron toros de Carlos Núñez, cortó una oreja.

En 1947 vuelve a Méjico y Perú toreando 15 corridas; en España, torea en 21 corridas. Resaltar la corrida del 16 de julio en las Ventas, corrida de la Beneficencia, cuando es cogido en una pierna por un toro de Bohórquez. Esta fue su última actuación en Madrid).

La feria limeña se inicia un 12 de octubre de 1946, en el cartel seis toros mejicanos de La Punta, para los diestros Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete” (español), Luis Procuna (mejicano) y Alejandro Montani (peruano). Aquella tarde partieron plaza un campero andaluz, un charro mejicano y un chalán peruano. Esta feria por razones políticas en 1948 sólo se redujo a novilladas. Del 1949 al 1951 esta ya prestigiosa y postinera feria se lleva a cabo en la Monumental Plaza de Lima, también conocida como Plaza de Chacra Ríos (hoy es el Coliseo Amauta). Nuevamente desde 1952 hasta nuestros días se realiza en la Bicentenaria Plaza de Toros de Acho. En el año de 1996 se realizaron las corridas conmemorativas por las ‘Bodas de Oro’ con motivo de los 50 años de la Feria del Señor de los Milagros, al igual que en 1946 partió plaza un campero andaluz, un charro mejicano y un chalán peruano, y en el cartel se lidiaron toros mejicanos de Javier Garfias, para los diestros Alejandro Silveti (mejicano), Vicente Barrera (español) y Rafael Gastañeta (peruano).

Un punto importante en la historia taurina del Perú fue el 18 de octubre de 1962, fecha en la que el Museo Taurino de Acho abrió sus puertas al público, en el que se muestran objetos taurinos de gran importancia para la historia taurina nacional. Un año antes se crea el primer Patronato del Museo Taurino para que éste se encargue de la búsqueda de objetos taurinos, los que luego de ser catalogados se exponen a la afición.

LA PERRICHOLI

la-perricholi-2LA PERRICHOLI EN ACTUACIONES TEATRALES

 

46262835-3696726

 

JbZ1fHb

la-perricholi44

 

PASEO DE AGUAS .(“EL VIRREY LE PUSO LA LUNA A SUS PIES” )                                                             paseo de aguas.jpg

 

PALACIO DE LA “QUINTA PRESA” (VIVIENDA QUE EL VIRREY REGALÓ A LA PERRICHOLI)

La Quinta de Presala qiunta de presas

 

 

Publicado en Club de Internet 2009_10

HOMENAJE A VÍCTIMAS DEL ATENTADO EN BARCELONA( ESPAÑA)

                                                                    122-1378672987
Atentado Barcelona 17-A

“Toda la esencia de la gran Barcelona está en esta calle”: el homenaje de Lorca a La Rambla en 1935

“La única calle de la Tierra que yo desearía que no se acabara nunca”

Federico García Lorca visitó Barcelona por primera vez por invitación de Dalí, en 1925
Federico García Lorca visitó Barcelona por primera vez por invitación de Dalí, en 1925

El poeta y dramaturgo Federico García Lorca visitó Barcelona frecuentemente. Tuvo tiempo de pasear por La Rambla de la capital catalana. Quedó fascinado por estas simbólicas calles de Barcelona, donde se produjo el atentado del 17 de agosto que, de momento, se ha saldado con 16 muertos y más de un centenar de heridos. Las palabras del granadino sobre La Rambla han resucitado en Twitter tras el atentado.

Los tres párrafos del tuit son un fragmento de A las floristas de La Rambla de Barcelona [Puedes leer el texto íntegro al final del artículo]. Se trata de un discurso que Lorca leyó en una cena en el hotel Majestic a la que fue invitado el 22 de diciembre de 1935 y que antes pronunció ante la audiencia del teatro Principal Palace. Según explica Ideal, el poeta se encontraba en la ciudad por la representación de su obra Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores junto a la compañía de Margarita Xirgú.

“El éxito fue total. El autor y los actores de la compañía vivían el triunfo de manera muy especial. De ello se habían encargado las floristas de La Rambla, enviando un ramo de flores de manera anónima tras cada una de las representaciones de Doña Rosita. Emocionados por el detalle, Lorca y Xirgú protagonizaron una sesión especial para las admiradoras y el granadino les dedicó una de sus alocuciones. La escribió (…) horas antes de aquella excepcional representación”, indica el artículo de Ideal.

El fragmento que se ha movido por Twitter deja fuera algunas de las partes que también merecen ser destacadas: “La rosa mudable, encerrada en la melancolía del carmen granadino, ha querido agitarse en su rama al borde del estanque para que la vean las flores de la calle más alegre del mundo. La calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la Tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre: La Rambla de Barcelona”.

El texto que Lorca dedicó a La Rambla se recoge en Obras, VI, el sexto volumen de sus Obras completas. Este libro, publicado por la editorial Akal bajo la edición de Miguel García-Posada en 1994, recoge conferencias, homenajes, entrevistas y alocuciones como la que escribió sobre La Rambla de Barcelona.

Este 19 de agosto se cumplen 81 años de la muerte de García Lorca en la provincia de Granada,. El autor de Bodas de sangre, Romancero gitano o Poeta en Nueva York

La relación de Lorca con Cataluña está documentada en el libro de Antonina Rodrigo García Lorca, el amigo de Cataluña (1984). “Descubrí algunos textos inéditos relativos a su relación  con Cataluña, sobre todo, un poema dedicado a La Rambla que me pareció delicioso”, dijo la autora  tras la publicación de su estudio.

Según explica este libro, García Lorca visitó por primera vez Cataluña en 1925, invitado por Dalí. Entonces tenía 27 años. Estuvo en Cadaqués, Figueras y ofreció una lectura de sus poemas en el Ateneo de Barcelona. “Dos años después, regresó para preparar el montaje de Mariana Pineda que Margarita Xirgú se atrevió a llevar a los escenarios con decorados pintados por Dalí”

“Durante sus estancias en Barcelona, Federico comunicó perfectamente con el espíritu vanguardista que se respiraba en la ciudad y trasladó esa influencia a algunos de sus poemas y dibujos. Según decía, fueron sus amigos catalanes los que le ayudaron a descubrir sus aptitudes como dibujante pues le organizaron una exposición de dibujos. Como todo el mundo sabe, Federico era además un excelente pianista”, añade Rodrigo.

 

 

A las floristas de La Rambla de Barcelona

Federico García Lorca

Señoras y señores:

Esta noche, mi hija más pequeña y querida, Rosita la soltera, señorita Rosita, doña Rosita, sobre el mármol y entre cipreses doña Rosa, ha querido trabajar para las simpáticas floristas de la Rambla, y soy yo quien tiene el honor de dedicar la fiesta a estas mujeres de risa franca y manos mojadas, donde tiembla de cuando en cuando el diminuto rubí causado por la espina.

La rosa mudable, encerrada en la melancolía del Carmen granadino, ha querido agitarse en su rama al borde del estanque para que la vean las flores de la calle más alegre del mundo, la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre: Rambla de Barcelona.

Como una balanza, la Rambla tiene su fiel y su equilibrio en el mercado de las flores donde la ciudad acude para cantar bautizos y bodas sobre ramos frescos de esperanza y donde acude agitando lágrimas y cintas en las coronas para sus muertos. Estos puestos de alegría entre los árboles ciudadanos son el regalo del ramblista y su recreo y aunque de noche aparezcan solos, casi como catafalcos de hierro, tienen un aire señor y delicado que parece decir al noctámbulo: “Levántate mañana para vernos, nosotros somos el día”. Nadie que visite Barcelona puede olvidar esta calle que las flores convierten en insospechado invernadero, ni dejarse de sorprender por la locura mozartiana de estos pájaros, que, si bien se vengan a veces del transeúnte de modo un poquito incorrecto, dan en cambio a la Rambla un aire acribillado de plata y hacen caer sobre sus amigos una lluvia adormecedora de invisibles lentejuelas que colman nuestro corazón.

Se dice, y es verdad, que ningún barcelonés puede dormir tranquilo si no ha paseado por la Rambla por lo menos una vez, y a mí me ocurre otro tanto estos días que vivo en vuestra hermosísima ciudad.

Toda la esencia de la gran Barcelona, de la perenne, la insobornable, está en esta calle que tiene un ala gótica donde se oyen fuentes romanas y laúdes del quince y otra ala abigarrada, cruel, increíble, donde se oyen los acordeones de todos los marineros del mundo y hay un vuelo nocturno de labios pintados y carcajadas al amanecer.

Yo también tengo que pasar todos los días por esta calle para aprender de ella cómo puede persistir el espíritu propio de una ciudad.

Amigas floristas, [con] el cariño con que os saludo bajo los árboles, como transeúnte desconocido, os saludo esta noche aquí como poeta, y os ofrezco, con franco ademán andaluz, esta rosa de pena y palabras: es la granadina Rosita la soltera.:

 

 

                                       Cuando se abre en la mañana,
                                        roja como sangre está.
                                        El rocío no la toca
                                        porque se teme quemar.
                                        Abierta en el medio día
                                        es dura como el coral.
                                        El sol se asoma a los vidrios
                                        para verla relumbrar.
                                        Cuando en las ramas empiezan
                                        los pájaros a cantar
                                        y se desmaya la tarde
                                        en las violetas del mar,
                                        se pone blanca, con blanco
                                        de una mejilla de sal.
                                        Y cuando toca la noche
                                        blando cuerno de metal
                                        y las estrellas avanzan
                                        mientras los aires se van,
                                        en la raya de lo oscuro,
                                        se comienza a deshojar
                                                           7869_482025241879066_736026000_n

 

 

 

Publicado en Club de Internet 2016_2017, Club de Internet II 2017, Vídeos

Sesión 6 del Club de Internet II 2017 y Sesión 9 del Club de Internet I

Hola a todos:

Ayer jueves, 1 de junio, tuvimos una sesión conjunta los dos clubes, el I y II, para apoyar a los nuevos integrantes a repasar problemas para que terminen sus vídeos.

Comenzamos con Martín que expresaba dudas sobre la inserción de títulos. Realizó un proyecto insertando fotografías, vídeos y música al que incluyó textos. Como apuntaron Dagmar y Bernardo podemos incluir textos en: 1) con el nombre de Título en el comienzo de la película, 2) con el nombre de Descripción en cada fotograma que deseemos, y 3) con el nombre de Créditos al final para asignar quién hizo la película, las fotos, la fecha de grabación, quien tiene el derecho de autor de la música, etc.

Vimos que podemos alargar o acortar la duración de las imágenes y de los textos aumentando o disminuyendo los segundos que duran. También vimos que tanto los textos, como las fotografías, pueden entrar de formas diversas, de abajo a arriba, de un lado, moviéndose, etc. Probamos, en el proyecto de Martín y en el menú Herramientas de Vídeos, los diferentes temas de AutoMovie eligiendo el blanco y negro para toda la película. Insertamos música en los proyectos de Dagmar, Antonio, Bernardo y Eugenio desde cada ordenador.

Por último, guardamos el proyecto de Movie Maker y, después, guardamos la película en el formato por defecto que nos presenta el programa. Siempre que queramos remitir por correo electrónico la película debemos elegir este tipo, de correo electrónico, al guardar la película porque de esa manera no será muy grande.

Antonio remitió a Martín su película por correo electrónico, que pudo abrir sin problemas. Martín remitió su película a Antonio pero con un formato mayor por lo que Gmail no envió la película como adjunta, sino como un enlace a Google Drive. Es decir, la película se guardó en el Google Drive de Martín dando permiso de acceso para ver la película a Antonio. Efectivamente, Antonio entró en su correo electrónico y clicando en el enlace accedimos al Google Drive de Martín para visualizar su vídeo.

Quedaremos para el próximo jueves, 8 de junio, como última sesión del Club de Internet de este año para solventar todas las cuestiones que tengáis y mostrar vuestros trabajos.

Finalmente, al término de la sesión del jueves 8 de junio os entregaré los cuestionarios de evaluación del Club de Internet de este año. Es muy importante que lo rellenéis con cuidado y lo entreguéis para la mejora de la actividad. Aquellos que no puedan acudir ese día decídmelo para entregároslo después.

Tenemos que pensar cuál pueda ser la tarea para el verano, así que si tenéis alguna idea o sugerencia sobre ello comunicadlo.

En otro orden de cosas, hemos quedado para comer juntos ese mismo jueves, 8 de junio, sobre las 15 horas. Aquellos que os apuntéis a la comida comunicádmelo cuanto antes para reservar. El restaurante elegido es el de siempre, La Oronja en el Casino.

Para terminar, y como siempre, os dejo música. En este caso volvemos a John Williams, el magnífico músico norteamericano, con la canción Remembrances (Recuerdos) de la banda sonora de la película Schindler’s list (La lista de Schindler). Una delicia escondida para disfrutar.

 

 

Buen fin de semana y ánimo con vuestros proyectos.

Salud